Descarbonizar la cadena alimentaria

La descarbonización de los procesos productivos se encuentra actualmente en boca de todos. Se trata de un proceso continuo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

La Unión Europea (UE) se propuso cumplir con el compromiso de ser neutros en emisiones de carbono antes de 2050 lo que no va a ser tarea fácil para nadie y menos para el sector agroalimentario. Esta acción exige desplegar tecnologías sin emisiones en todos los sectores incluido el agroalimentario, desde la ganadería y agricultura.

Cálculo de la huella

Modelo

El objetivo es transformar el sector agroalimentario y hacerlo más competitivo, más moderno, más digital, con mayor actividad de I+D, más sostenible y más resiliente, una transformación que permitiría conseguir un Sistema Alimentario Neutro de Carbono para 2050 capaz de suministrar alimentos saludables, seguros, innovadores, sostenibles y accesibles a toda la creciente población, en línea con la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ de la propia Unión Europea, a la vez que se conseguiría un sector más competitivo.

La creación de un modelo de transformación digital y sostenible de la industria alimentaria,  un ambicioso plan alineado con el conjunto de políticas europeas, nacionales y regionales, así como con las necesidades del tejido empresarial de la cadena alimentaria y especialmente con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ‘España Puede’, del Gobierno de España. Este modelo tiene que estar basado en cinco palancas que impactan en toda la cadena de valor del sector:

  • Producción primaria sostenible.
  • Garantía de suministro de alimentos sanos, seguros, sostenibles y accesibles.
  • Modernización y digitalización de la cadena de valor.
  • Uso eficiente de recursos.
  • Economía circular, reducción y reutilización de residuos.

La corresponsabilidad entre empresas y gobiernos debe ir enfocada a impulsar a las industrias hacia la descarbonización. Es por ello que actualmente se está vislumbrando un mercado cada vez más consciente. Entendiendo que el 72 % de los consumidores prefieren marcas que tengan prácticas sustentables.

El impulso por la descarbonización representa una oportunidad para que la industria de alimentos y bebidas construya ventajas económicas y sociales, a partir de energías más rentables y ecológicas

Curso I+D+i

Las estrategias de descarbonización e innovación en las que se puede actuar se centran en:

  • Prevención de pérdidas en campo y post-cosecha (mermas cooperativas y centrales hortofrutícolas).
  • Diseño circular de productos (envases que eviten desperdicio, materiales y diseños que extiendan la vida útil, etc.)
  • Desarrollo de iniciativas para un uso eficiente de productos en fase consumo como aplicativos para uso compartido entre productores y consumidores, entre consumidores, bancos de alimentos, etc.
  • Aprovechamiento integral de residuos orgánicos generados a lo largo de la cadena, uso en cascada, y con modelos basados en el concepto de biorrefinería.

Alimentos

Según la IPCC (el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, una organización de las Naciones Unidas) los alimentos representan entre 21% hasta 37% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

La misma cifra que supone la suma de todos los transportes (coches, aviones, barcos…).

¿Por qué? Porque la agricultura consume muchos recursos. De hecho, el 50% de las tierras habitables y el 70% de agua potable se usan para la agricultura. Y una de las consecuencias más relevantes de la agricultura es la deforestación.

Dentro de la industria Alimentaria, la producción de alimentos representa el 82% de las emisiones, Frente a su distribución (packaging, transporte…) que “sólo” supone el 18%. De hecho, y en sentido contrario a la mayor parte de las ideas preconcebidas, el transporte tiene un impacto relativamente reducido, con una media del 6% de las emisiones totales.

Posibles retos de la descarbonización de la industria alimentaria

1- Repensar el modelo del envasado de alimentos desde el origen: buscar una alternativa al uso de aluminio y plástico de origen fósil por otras alternativas procedentes de fuentes renovables y con menor impacto en la naturaleza.

2- Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero: que toda la cadena de valor garantice mejores prácticas, como el uso de energías renovables o la movilidad sostenible, para evitar que el calentamiento global alcance los 4,1ºC a finales de este siglo.

3- Garantizar que haya una cantidad suficiente de alimentos seguros para una población en crecimiento: con envases seguros que garanticen la conservación de los nutrientes y eviten el desperdicio alimentario.

4- Empujar los límites del reciclaje a través de un pensamiento estratégico: con iniciativas que promuevan el reciclaje.

5- Reducir el impacto que generan en la naturaleza los productos caducados: utilizar sistemas de gestión óptimos y materiales procedentes de fuentes bien gestionadas.

Tienes dudas acerca de cómo puedo corregir este problema en mi empresa

Para cualquier tipo de duda puedes contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso.  Además ponemos a tu disposición los cursos de nuestro campus en los que podrás aprender más sobre todo esto y los sistemas de gestión y certificados que ayudarán a tu empresa a ser más eficiente y, además de reducir la contaminación y la descarbonización de la cadena alimentaria, también repercutirán en una mejora para tus costes.

Contacta con Nosotros
2022-07-29T12:39:50+02:00 © AMBICAL, todos los derechos reservados. 28 julio 2022|

Conecta con nosotros

Ambical Proyectos

C/Newton nº 31 1º y 2º planta (Pg. A Grela) 15008 A Coruña

Teléfono: 981 135660

WhatsApp chat