Lo que necesitas saber sobre la nueva Ley de Residuos y Suelos contaminados

El Congreso de los Diputados, el pasado 22 de diciembre, formalizó un Proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados, centrada en la economía circular. Una vez aprobada por la Cámara baja, solo quedaba un pleno con el Senado para su aprobación.

A principios de marzo, el día 2, se aprobaron 15 enmiendas que se incorporan al Proyecto de Ley. El día 9 se tenía pensado realizar otro pleno para buscar el consenso de las 579 totales que se han presentado. Sin embargo, se ha decidido posponer hasta el 23 la reunión para tener más tiempo de discutir las medidas y acercar posturas para su aprobación.

Y finalmente se ha aprobado pese a las dificultades de sacarlo adelante, el pasado 9 de abril. Está enviada la propuesta al BOE para su entrada en vigor el próximo año, el día 1 de enero de 2023 será cuando de comienzo esta ley que apuesta por una economía circular y una reducción del plástico, los residuos y vertederos al impulsar la reutilización y reciclaje.

Ley de residuos y suelos

Se trata de un proyecto de ley que sustituye a la actual Ley 22/2011 sobre residuos y suelos contaminados. Establece nuevas normas para plásticos de un solo uso, nuevos impuestos al tratamiento de residuos, fija objetivos para la recogida selectiva de materia orgánica, establece una nueva fiscalidad verde, regula el derecho a reparar para los consumidores y busca alternativas al contenedor amarillo.

Además se revisan varios aspectos clave:

  • La aplicación de una economía circular
  • Añadir la obligación económica a las administraciones para reforzar la jerarquía de residuos
  • La responsabilidad ampliada del productor para adaptarse a la normativa europea
  • El régimen sancionador con actualizaciones y cambios
  • Incorporación de definiciones y ámbitos de aplicación
Lee aquí la ley completa de Gestión de Residuos y Suelos contaminados

Analizamos los objetivos de esta ley

Busca proteger el medio ambiente y la salud al reducir residuos en las empresas. De forma que los recursos se utilicen de formas más eficiente y dando un paso más para lograr una economía circular.

Otro de los objetivos principales es el de luchar contra el exceso de plástico que se utiliza en la industria y así evitar su presencia en el medio ambiente, sobre todo, en zonas acuáticas o que puedan dañar al consumidor.

Para medir la consecución de estos objetivos se establece que se reduzca el peso de los residuos respecto a 2010 en:

  • Un 13% para el 2025.
  • Y en un 15% para 2030.

Y esto pasa por reducir también el uso de materias primas en la producción para no castigar tanto a la naturaleza, aumentando a su vez los productos reciclados y reutilizados. Los objetivos son, que al menos, vuelvan a la cadena de producción:

  • Un 55% para el 2025
  • Un 60% para el 2030

Y un 65% para el 2035

¿Cómo se busca alcanzar estos objetivos?

Para empezar, como decíamos, hay que empezar por el proceso de producción. Reducir los desperdicios en este proceso hará que no se despilfarren tantos recursos, por eso se prohíbe la destrucción de los excedentes industriales y premia a su vez las donaciones y usos alternativos, desincentiva el uso de los vertederos con impuestos, trata de minimizar el desperdicio alimentario y se opone completamente a los plásticos de un solo uso.

La importancia del etiquetado para evitar desperdicios

Lucha contra el plástico

El uso de estos plásticos apenas contribuye a uno de cada diez residuos, sin embargo, son los más perjudiciales para el medio ambiente. Van a desaparecer de cualquier establecimiento todos los productos de plástico de un solo uso, y además, una medida que seguramente nos llame la atención por novedosa, será la de obligar a la hostelería a ofrecer de manera gratuita vasos y jarras con agua del grifo, para evitar lo máximo posible el uso de envases de plástico.

Además se crearán impuestos para estos envases y botellas de plásticos, que serán obligatoriamente más ligeros y deberán incluir material reciclado. A partir del 2025 será mínimo un 25% y llegará hasta el 30% en 2030, pero además tendrá que recuperar y reciclar estas unidades vendidas.

Y a mayores, también se bonificará la devolución de los envases por parte del consumidor. El Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases (SDDR), ya instaurado en otros países europeos como Dinamarca o Alemania.

plasticos de un solo uso

Nuevos contenedores y gestión de residuos

Se habilitarán nuevos contenedores de residuos orgánicos para seleccionar desperdicios y se obligará a partir de 2025 a reciclar aceites de cocina usados, textiles, pilas, electrodomésticos y muebles.

No solo se centrará en el consumo doméstico, que es sin duda, una de las principales causas de creación de residuos. Sino que también se obligará a separar y seleccionar los materiales de obra, pesca e industria.

El papel de los ayuntamientos

El amianto es un material cancerígeno y ya prohibido hace 20 años, que para el 2028 debe estar retirado por completo de edificios públicos y para eso se obligará a los ayuntamientos a dar un censo con los que todavía lo tengan.

Además los ayuntamientos también podrán prohibir fumar en sus playas y aplicar multas por arrojar colillas.

Impuestos a los vertederos

Se impondrá una tasa verde que armonizará las que ya se cobran algunas comunidades, de esta forma serán obligatorias para todos y muy parecidas según el vertido. En todo caso, el impuesto se pagará por cantidad que se lleve al vertedero o incineradora, haciendo que tirar vertidos se vea gravado, y así, evitarlo en lo mayor posible.

¿En qué afecta a tu negocio?

Desde la patronal de la industria alimentaria (FIAB) ha mostrado preocupación por la relación tan estrecha que tiene esta industria con la calidad del suelo. Lo que puede perjudicar al sector con pérdidas de 2.000 millones de euros debido al aumento de los costes de gestionar los residuos, que pueden provocar que algunas empresas se vean abocadas al cierre o a su reestructuración de personal.

Lo mejor para no sufrir demasiado las consecuencias de un cambio siempre es anticiparse y seguir una estrategia adecuada, es por eso que te recomendamos siempre asesorarte por profesionales y mantener tu negocio a la vanguardia de los certificados que hagan que tu empresa sea más sostenible y eficiente.

La economía circular será tan importante para el medio ambiente como para la partida de gastos de las empresas. Por eso es fundamental darle prioridad y valorar que se trata de una inversión para mejorar la eficiencia y el rendimiento de tu negocio.

¿Cómo podemos ayudarte?

Te ofrecemos servicio de consultoría, auditorías y formación de parte de verdaderos profesionales, realizamos análisis de ciclos de vida, cálculo y reducción de huella de carbono, implementación de sistemas de gestión ambiental, etc. para ayudar a tu empresa a adaptarse a los cambios que están por llegar, la optimización de los procesos que inducen a la reducción de residuos y en definitiva el impacto ambiental de tu empresa no se traduce necesariamente en un aumento del gasto sino en la ocasión de reducirlos.

Puedes contactarnos y pedir tu presupuesto.

Aprende cómo gestionar los residuos de tu negocio
MÁS INFO
(+34) 981 135 660
comercial@ambical.net

SUBSCRÍBETE A NUESTRO BLOG AMBICAL


Tras tu subscripción, recibirás información en tu mail sobre webinars gratuitos, nuevas entradas del blog, cursos, y otras cosas que seguro son de tu interés. Y en cualquier momento puedes darte de baja, claro, aunque no te mandaremos más de una o dos comunicaciones por semana, de media.

Política de Privacidad

2022-04-12T12:19:09+02:00 © AMBICAL, todos los derechos reservados. 12 abril 2022|

Conecta con nosotros

Ambical Proyectos

C/Newton nº 31 1º y 2º planta (Pg. A Grela) 15008 A Coruña

Teléfono: 981 135660

WhatsApp chat